La Importancia de Saber Enseñar

La Importancia de Saber Enseñar

Durante cada ciclo de cambio de generación, se prende un debate sobre la educación y de como se deberían educar las nuevas generaciones y que no queremos que lleven la misma educación que llevamos nosotros. La tarea del maestro nunca cambia, por lo que sigue siendo la misma, contribuir a que surja el conocimiento en los alumnos.

Ahora analicemos, ¿Cómo se enseña hoy en día? ¿De qué manera nuestros alumnos aprenden algo nuevo en la escuela? Si tenemos buena voluntad, podríamos encontrar una respuesta positiva a estas preguntas, el maestro tiene el deseo de enseñar correctamente y el alumno siente interés por lo que el maestro le está explicando.

Pero la verdad es que solo serían respuestas irreales, debido a que si realizáramos una encuesta personal a los padres y alumnos sobre el cómo se aprenden las Ciencias Sociales, estoy seguro que la respuesta de la mayoría seria: “repasando y memorizando”, “debido a que solo se deben aprender hechos históricos, fechas, reyes…”. Y si les dijéramos que los profesores de Ciencias Sociales tienen a su alcance la posibilidad de instruir personas estratégicas, que cuenten con pensamiento crítico y reflexivo, solo seriamos objeto de burla.

 Es más, si a esto le sumáramos que las Ciencias Sociales no deben porque aprenderse de memoria sino al contrario, nos tomarían por locos y, lógicamente, se establecerían muchos problemas con los representantes de los alumnos.

Sin embargo, un porcentaje de la sociedad comienza a escuchar a estas ideas que defienden la idea de un aprendizaje que no va de la mano con la memoria y que apuestan por un aprendizaje más didáctico y estratégico. Aunque la duda no se hace a un lado: ¿en verdad se puede llevar a cabo un aprendizaje de este tipo? Y si fuese posible ¿cómo podríamos implementarlo?

La respuesta a estas preguntas se encuentra en la necesidad que tienen los maestros de aprender a enseñar de este modo y de que logren hallar que sus alumnos comprendan el aprendizaje. Para lograr esto deben formarse, y adquirir la habilidad de usar de buena manera los recursos del aprendizaje.

De esta forma se logra la formación de un docente. Y es eso en lo que trabajan continuamente, en poder acoplar la formula “teoría + práctica= formación completa”. La sociedad con conocimiento pide cambios en la forma como se enseña en la actualidad, prefieren un aprendizaje más alejado de los libros y más vinculado a la práctica.

En la actualidad el uso didáctico y su utilización se ha establecido como recurso complementario (demostrar ideas y complementarlas mediante imágenes) en el aula de clases, y no como el medio principal  para que el alumnado desarrolle sus capacidades y habilidades. No obstante, un porcentaje ha empezado a trabajar con este nuevo recurso, pero lógicamente, falta mucho por avanzar.

La idea de nuevas estrategias y métodos de aprendizaje de materias como la historia, se han impulsado de buena manera en el último tiempo. Propuestas como la de representaciones escénicas de los momentos de la historia, entrevistas a personajes de relevancia, didácticas de rol, visitas a monumentos, han tomado la medida para abrir paso a un nuevo y sofisticado aprendizaje.

 Todas estas actividades ayudan a que los estudiantes entiendan mejor la historia. Una reflexión que deberíamos tomar en cuenta seria sobre la finalidad que tiene el aprendizaje de la historia, a lo que se quiere llegar, es que el estudiante tenga la capacidad de entender y asimilar los hechos históricos, para que puedan generar su propia opinión al respecto, y de esta manera se sabrá que el estudiante se ha educado de buena manera.

Ahora bien, para que todo se lleve de manera adecuada, se debe partir con una convicción de lo que soy y de lo que hare: “soy profesor de Ciencias Sociales debido a que me gusta la docencia”. Y también saber que es importante encontrarse seguro de sí mismo y del contenido que está explicando, mirando fijamente al estudiante sin interrupciones o desinterés.

 Con todo lo que te hemos explicado, debes saber que el mundo de la educación está cambiando e innovándose para mejor, se dejara a lado la necesidad de memorizar acontecimientos mediante libros para explicar dichos acontecimientos mediante pedagogías.